10 razones por las que los británicos odian a Meghan Markle

Meghan Markle es una de las mujeres más mencionadas en la actualidad. Para algunos, es digna de admiración, sin embargo, otros quieren lanzarle piedras. Es bastante entendible qué hace que la Duquesa de Sussex sea amada: una sonrisa encantadora, una personalidad abierta y belleza. Pero entonces ¿qué hace que Reino Unido desprecien a la esposa de Harry? Aclararemos todo en este artículo, según Fabiosa.

Créditos de imagen: Instagram/ markle_megan

Créditos de imagen: Instagram/ markle_megan

1. Su origen.

Aun en las pesadillas más horribles, los guardianes de las antiguas tradiciones de una de las monarquías más duraderas en el mundo nunca hubieran pensado que el hijo de Lady Di se casaría con una mujer con raíces afroamericanas.

Así que no es ninguna sorpresa que la ascendencia de Meghan fuera uno de los temas más discutidos durante la relación. Meghan se identifica a sí misma como bi-racial. Su madre, Doria, es afroamericana, y su padre es de raza norteamericana y de color de piel blanco.

Créditos de imagen: Instagram/marklemedia

Créditos de imagen: Instagram/marklemedia

Sin embargo, hay un viejo dicho que indica que una sola gota de sangre te hace negra a los ojos de los comentaristas intolerantes, lo que la vuelve poco adecuada para ser princesa en Reino Unido. Pero para callarle la boca a esos criticones, hace poco se conoció algo sorprendente del origen de Meghan.

Resultó ser que no es tan plebeya como la gente pensaba, ya que, según el autor Andrew Morton, uno de los ancestros de la duquesa es el mismísimo Rey Edward III, quien reinó desde 1327 hasta 1377. Técnicamente, Meghan y Harry son primos decimoséptimo.

Créditos de imagen: Instagram/siterobertajungmann

Créditos de imagen: Instagram/siterobertajungmann

2. Su edad.

Los británicos aman a sus monarcas y, mucho más, a sus herederos. Por supuesto, la gente en Gran Bretaña quería que Harry se convirtiera en el papá de un batallón de niños pelirrojos. Sin embargo, para algunas personas, ese sueño murió luego de que descubrieran qué edad tiene Meghan.

Pues resulta que la madre naturaleza podría pasarle factura pronto porque hace solo unos días, el pasado 4 de agosto, la nueva duquesa cumplió 37 años de edad. Así que de seguro no pasará mucho tiempo para que le den la bienvenida a su heredero, pues el reloj biológico de la americana sigue haciendo tictac.

Créditos de imagen: Instagram/markle_megan

Créditos de imagen: Instagram/markle_megan

3. Sus opiniones políticas y sociales.

No es aceptable en la familia real demostrar abiertamente los puntos de vista en cuanto a aspectos políticos o sociales. A pesar de eso, Meghan no ha dudado en hablar acerca de los problemas que las sociedades enfrentan como por ejemplo el feminismo. Tal rebelión no es del agrado de todo el mundo.

Image credits: Instagram/meghanmarkle__belgique

Image credits: Instagram/meghanmarkle__belgique

4. Sus familiares.

El padre de Meghan, así como también su medio hermano y su hermana parece que han hecho de todo para dañar la reputación de su familiar estelar. Su padre, Thomas Markle, grita en cada esquina que es un cero a la izquierda para su hija y que a ella no le importaría su muerte.

Su hermano Thomas Jr., por su parte, la ha acusado de tener un carácter arrogante y soberbio. Ni siquiera hay necesidad de decir que su hermana, Samantha Grant, es la que ha roto el récord en denigrar a su familiar. Bueno, dicen que nadie puede escoger a la familia, y a la de Meghan le ha jugado muy sucio.

Créditos de imagen: Instagram/fankelly123

Créditos de imagen: Instagram/fankelly123

5. Su divorcio.

Hace unas docenas de años, el matrimonio en la realeza con una mujer que ya había estado casada era simplemente impensable. De hecho, por eso se dice que algunos miembros de la familia real todavía no están contentos con el pasado dudoso.

Por fortuna, todos ellos quedaron impotentes cuando la Reina misma le dio su bendición. Esto significa que el siglo 21 va a ser un poco diferente en términos de las reglas reales. Además, los críticos convenientemente olvidan que el Príncipe Carlos, el Príncipe Andrés y la Princesa Anne también son divorciados.

Créditos de imagen: Instagram/storagebluetv

Créditos de imagen: Instagram/storagebluetv

6. Su carrera en la actuación.

Las apariciones en la TV de Meghan no siempre han sido decentes. Aunque se le recuerda principalmente por su papel en la serie televisiva Suits, la actriz también ha grabado escenas semi-desnuda o en la cama. Algunos británicos mojigatos nunca podrán olvidar eso.

Créditos de imagen: Instagram/miss.collector

Créditos de imagen: Instagram/miss.collector

7. Su rebeldía con el protocolo real y la etiqueta.

El hecho de que Meghan puede aparecer en frente de las cámaras con un cabello desarreglado, con un bolso grande en vez de una cartera pequeña y que se siente con las piernas cruzadas no es del todo aterrador. Pero lo que realmente avergüenza a los británicos es el comportamiento osado de la Duquesa y su esposo.

De acuerdo con la etiqueta que se practica en la realeza, no es aceptable para una pareja expresar sus sentimientos en público. A pesar de eso, los recién casados no han dudado en tomarse de manos y hasta besarse en frente de la gente o en eventos públicos.

Créditos de imagen: Instagram/uchessofsussexmeghan

Créditos de imagen: Instagram/uchessofsussexmeghan

8. Sus gastos.

La passion de Meghan por cosas exclusivas y costosas ha hecho que mucha gente esté molesta, especialmente cuando se reveló todo el dinero que la Duquesa de Sussex gastó en su ropa. De acuerdo con los periodistas, la cantidad excedió los $200.000 en solo dos meses. ¿Puedes creerlo?

9. Sus réplicas en estilo.

La Princesa Diana y la Duquesa Kate Middleton son verdaderos íconos de belleza y moda. Por supuesto, es natural que Meghan quiera ganarse el corazón de la gente británica. Así que algunas personas creen que ella decidió mezclar los estilos de ambas. Sus imitaciones fueron notadas por críticos de la moda y por la gente común.

Créditos de imagen: Instagram/duchessofcambridge_catherine

Créditos de imagen: Instagram/duchessofcambridge_catherine

10. Su influencia en Harry.

Todo cambió en la vida del príncipe con la llegada de Meghan. De alguna manera, él ahora es más modesto y recatado. Por supuesto, hay algunos que en realidad estuvieron contentos con estos cambios. No obstante, otros prefieren su personalidad más juguetona y bromista. Bueno, quizás simplemente maduró, ¿no?

Créditos de imagen: Instagram/kensingtonfamily

Créditos de imagen: Instagram/kensingtonfamily

Sin importar que mucho que los británicos puedan odiar a Meghan, lo más importante es que Harry está feliz con ella, y es muy probable que la Duquesa logre ganarse el amor de las masas algún día. Si te gustó la información, entonces no puedes dejar de comentarla y compartirla con todos tus amigos.